miércoles, 11 de abril de 2012



Guasas del novillero "EL Garrufet"



Este pasado puente de Semana Santa el novillero Almassereño Alberto García “El Garrufet” y su asesor artístico El Mestre, se desplazaron para tierras del sur donde tenían preparados dos tentaderos para preparación del novillero.
El sábado 7 de Abril dicho novillero y su asesor artístico partieron en avión rumbo a Sevilla donde allí alquilaron un coche y se desplazaron a Huelva a Trigueros Cortijos “Los Millares” ganadería Los Millares perteneciente a Manuel Ángel Millares García. Allí nos esperaba el presidente de la penya” El Pilo” (Ángel) quien nos presento al ganadero y un amigo suyo Javier de la Valls que nos dieron un trato magnificó. Después de unos cafés y unos dulces y cuando el sol bajo su fuerza, se empezó a preparar la tienta de las dos vacas que el ganadero iba a probar. Era la hora de ver las condiciones de nuestro novillero “El Garrufet”, estuvo fiel a su estilo pero no vamos a poner imágenes de su actuación por mantener la intriga, aunque tiene un corte clásico y nos dejo detalles y pellizcos de su toreo. Por ponerle un defecto debe perder un poco de peso pero poquito a poquito toda se andara.
Terminado el tentadero y sacando un balanza positivo, nos despedimos agradeciéndole su hospitalidad al ganadero por el trato recibido. Partiendo hacia Sevilla donde íbamos hacer noche en la residencia de la penya “El Piló” El hostal Manolo Mayo en los Palacios. Una ducha y una cerveza y a cenar con la una tertulia sacando conclusiones de como había ido el tentadero en esa mesa me acompañaban “El Garrufet”, Ángel y El Gemelo. Yo llegó a la conclusión que mi novillero se pasa al toro más cerca cuando lo tiene en el plato y si es rabo de toro mejor. ¡Hay si que se estira! El mamón.

El domingo 8 de Abril después del pertinente desayuno y unos churritos de rigor para no perder costumbres que tenían estar prohibidos para mi novillero, pero se los pasa por la cintura con un ritmo y un arte que le saltan hasta los lagrimones. En Fin esa es su perdición la comida. Desplazamos a la Finca El Toruño donde pastan la ganadería leyendaria de Guardiola Fantoni, segunda prueba de fuego para nuestro novillero que iba tener el placer de tentar en esta casa. Estuvo a la altura y dio la talla.Terminando aquí dos días intensos en el camino a su preparación del novillero Almassereño “El Garrufet”.

¡Que natural! Oleé
¡Que arte tienes mi alma!