viernes, 20 de febrero de 2015

SEVILLA.-

El trono de Sevilla sigue vacante 


Luis Carlos Peris.- 

Curiosamente, en un comunicado de tres líneas, tan escueto, conciso y falto de alguna explicación hay algo que sobra. Sobra lo de muy a mi pesar, pues nadie puede creerse a estas alturas que Morante se haya autoexcluido de la plaza de su tierra contra su voluntad. Es más, en todo el recorrido de las negociaciones se atisbaba una actitud preconcebida con la que sabotear la confección de los carteles de la Feria de Sevilla. Ya no cuela lo de la falta de respeto, pues al grandísimo torero le han ofrecido lo que quisiera. Lo que se temía se ha consumado, Morante no viene y por segundo año consecutivo los carteles no tendrán la categoría que merece la que fue primera plaza del mundo. Si ya no lo es habrá que debérselo a Morante y a sus influyentes cuates. Y si, además, es a su pesar tendremos que dudar de la libertad del que debió ser y no es el torero de Sevilla.

fuente:sevilla.es