viernes, 23 de enero de 2015


Lacoonte y sus hijos (sobre la FIT) 

FIT

Por Álvaro R. del Moral.- 

La flamante alianza sellada por Bailleres, Casas y Cutiño ha dado un vuelco al futuro inmediato del toreo. Ésa fue la gran noticia de una semana en la que también supimos que Morante ya piensa en Sevilla. 

Cosas de la FIT: La semana que se fue pivotó entre dos noticias de calado íntimamente relacionadas entre sí. Comenzaremos por la segunda, que no es otra que la confirmación de esos rumores que venían preconizando la presencia de Morante en la próxima Feria de Abril. Pero esa novedad, de algún modo, era consecuencia de la rimbombante presentación de una alianza de intereses que se alimenta con los caudales del millonario mexicano Alberto Bailleres y se apoya en el ancho andamiaje taurino que prestan Pepe Cutiño y Simón Casas. La iniciativa, ya lo saben, atiende al nombre de Fusión Internacional por la Tauromaquia. Bailleres necesitaba plazas y puertas abiertas. Cutiño y Casas, su dinero. Así de fácil. Y ya saben quién manda ahora. Se llama Antonio Barrera y detenta, además de las complacencias del potentado mexicano, el apoderamiento directo del propio Morante por delegación de sus jefes. El de La Puebla, que andaba echo un brazo de mar por las calles de su pueblo, ha corroborado la apertura de ese mínimo hilo de comunicación que podría desembocar en su contratación en la próxima Feria de Abril. El caso es que el abono –al menos desde fuera- se antoja encallado en las fechas que estamos. No han trascendido carteles; se desconoce el elenco de ganaderías. ¿Habrá muchos más cabos que atar? ¿La realidad es más tozuda que el deseo? No quedan demasiadas fechas para saberlo. El calendario comienza a apremiar… 

Poderoso caballero es don Dinero. Pero hay que volver al ambiente que se respiraba el pasado jueves en la Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Allí, delante de una copia del Laoconte de Rodas, se escenificó la puesta de largo del nuevo holding taurino. Y para qué vamos a negarlo, en el toreo se respira cierto aire de satisfacción mientras resuena el tintineo de la plata americana. Bailleres trae lo que no se gasta ya por estos lares: la pasta. También garantizará la celebración de un largo y ancho calendario de espectáculos que refrescará las agendas de matadores, cuadrillas y adláteres además de garantizar la lidia de un centenar largo de corridas que pacen en el campo en espera de su dueño definitivo. 

Otros poderes y activos. Pero la irrupción de esta FIT brinda otros argumentos de reflexión: los resortes ¿federativos? que se buscaban en el encuentro prenavideño de la Venta de Antequera podrían llegar por otra vía muy distinta a la que tendrían que haber alentado las asociaciones profesionales. La vertebración llega desde arriba y en sentido vertical, por obra y gracia de este peculiar monopolio que tiene tantas bondades como aristas; que comparte idénticas ventajas y peligros. Nos detendremos en uno de sus aspectos positivos: la unión de fuerzas sí podría constituir un verdadero lobby de presión de cara a las administraciones públicas y la incesante presión antitaurina. Y el que hizo la ley también puede sufrir la trampa: la acumulación de activos del nuevo grupo avala una gran ventaja de salida en los futuros concursos de adjudicación de plazas de toros. Esa circunstancia, consagrada y mantenida por la inmovilista ANOET para cerrar el paso a otros gestores, podría volverse en contra de la gran patronal. Nadie duda de la vocación conquistadora de la FIT. Tampoco es aventurado pensar que el definitivo punto de mira del proyecto es ese castillo famoso llamado Madrid aunque los sueños apuntarían a arenas más doradas que se enfangaron hace un año. Llegados a este punto, surgen de nuevo las dudas: ¿Dónde están los peligros de esta monopolización del poder? Nos darán para llenar otro Observatorio. Y nos vamos, esbozando otras cosillas: ¿Se habrá encallado la negociación con El Juli en Sevilla? ¿Abrirá Ponce el cartel de Resurrección? ¿Habrá alternativa de campanillas? También dicen que Perera, hipotético ausente en Abril, volverá a apostarlo todo en el mes de mayo con toros cárdenos. Pronto se sabrá.

fuente:sevillatoro.es