martes, 22 de mayo de 2012

MADRID. FERIA DE SAN ISIDRO.

Gran tercio de varas a cargo de Nacho Meléndez y oreja para Morenito de Aranda.

Madrid 21 de Mayo.12ª de abono. Tres cuartos de entrada. Se lidiaron dos toros de  Antonio Bañuelos 1º,  reservon, manseo, saliendo suelto y sin entrega, el 4º el de mejores hechuras de la corrida, tenia transmisión y era exigente, complicado, uno de Couto de Fornillos que fue el 5º, de hechuras alto y muy largo, no descolgó en ningún momento, manso y sin entrega, y tres sobreros;  uno de Aurelio Hernando el 2º,  bien presentado,violento y malo; otro de Carmen Segovia 3º, de basto de hechuras, manejable, y un tercero de Dominguez Camacho 6º, con movilidad y sin entrega. En general desigual de presentación y de pobre juego.

Morenito de Aranda realizo lo mejor de la tarde en el tercer toro de Carmen Segovia a partir de  la segunda parte de la faena cuanto ataco por el pitón derecho y dejo dos tanda de derechazos que llegaron a los tendidos de la plaza que pusieron de acuerdo a todo el publico. Lo que vimos después fue todo con torería y gusto ante de meterle la espada. Cortando la unica oreja de la tarde. En el 6º, un toro que llego a la muleta con movilidad pero sin entregarse y rebrincado muy difícil de templar por que cuando tocaba la muleta pegaba derrotes y hay se cerro la oportunidad de la puerta grande.

El Zotoluco volvía a Madrid siete años después y no tuvo una buena tarde en el primero llego a la muleta con la condición que  demostró en el transcurso de toda su lidia, reservon, sin entregarse y por un pitón derecho que arrollaba el toro  fue complicado estando digno el mexicano. En el cuarto de la tarde
fue un toro que tuvo transmisión y era pronto al cite. Nos hizo disfrutar de un gran tercio de varas a cargo del picador Nacho Meléndez que hizo la suerte perfecto moviendo muy bien el caballo y citándolo, el toro fue tres veces al caballo no fue bravo por que se repuchó en cada encuentro con el caballo. Era un toro con transmisión y muy exigente de los de cara o cruz  de lo de jugársela pero  El Zotoluco prefirió llegar entero a México.

Diego Urdiales no mato ninguno de los dos toros del hierro de Antonio Bañuelos en el sorteo. Se las vio con un primer sobrero de Aurelio Hernandez, áspero y cuando tocaba la muleta se violentaba el toro Diego estuvo firme con el. Con el quinto el sobrero de Couto de Fornillos, grande y largo que no descolgó y nunca termino de romper hacia delante no tuvo ninguna opción.




Nacho Melendez realizo un gran tercio de varas
es dificil hacer mejor la suerte.