viernes, 11 de mayo de 2012

ENTREVISTA. Al ganadero Juan Ignacio Pérez Tabernero:

"Lidiar en Madrid afecta para
bien o para mal" 


La ganadería salmantina de Montalvo será la protagonista del segundo festejo de la feria de San Isidro. La vacada, propiedad de Juan Ignacio Pérez Tabernero, regresa a Las Ventas después de lidiar uno de los mejores toros de la pasada temporada. Fue el 15 de agosto, el sexto de la tarde, bravo y encastado, le permitió a David Mora cortar una oreja con mucha fuerza. Un éxito que ha tenido la recompensa de anunciarse en la feria, a la que regresa después de muchos años. "En los últimos años me llamaron para venir a Madrid pero no tenía la corrida. Vinimos en agosto del año pasado y se dio bien, así que volvemos pero ahora en San Isidro. Lidiar en Madrid afecta para bien o para mal. Influye mucho todo lo que pasa allí, por eso uno está asustado desde que lo anuncian", revela Juan Ignacio Pérez Ta­bernero.



Se trata de un conjunto serio, con cuajo y ofensivo por delante. "Es una corri­da de toros que no va a tener ningún problema en el reconocimiento. Es muy pareja, seria y con cara. En cuanto al pelaje, hay toros negros, castaños, colorados y atigrados", matiza el ganadero, quien nos desvela el número y nombre de los toros apartados: Mosquetero-79, Camarón-96, castaño chorreado en verdugo, Correlindes-120, co­lorado, Crápula-19, Ceñidor-56 y Ma­lauva-62, estos dos últimos son cinqueños. El sexteto viene abierto de sementales, "siempre procuro abrir las corridas de dos a tres sementales como mí­nimo", señala Juan Ignacio.

La corrida será lidiada por Uceda Leal, David Mora y Esaú Fernández.