lunes, 14 de mayo de 2012

DECLARACIONES. “Es una corrida torera, con las caras hacia arriba y vueltas, no abiertas”, explica Juan Carlos Carreño, representante de la vacada toledana.



Un nuevo "Cervato" en la corrida de
El Ventorrillo preparada para Madrid.



El martes 15 regresa a San Isidro una de las ganaderías triunfadoras de la pasada edición: El Ventorrillo. El hierro de Fidel San Román lidió al famoso “Cervato”, un gran ejemplar que se llevó todos los premios y al que Talavante le cortó las dos orejas en una faena histórica ya en Las Ventas. “Sólo deseamos que salga un nuevo “Cervato”, admite el representante del hierro Juan Carlos Carreño. Todo podría ocurrir porque en el conjunto reseñado hay otro “Cervato”, hermano por parte de madre del que se lidió el año pasado. “Sería milagroso que saliera con las mismas condiciones que su hermano porque fue extraordinario”, confiesa Carreño, quien enumera el lote para Madrid apartado en un cercado de la finca toledana de Robledo de los Osillos: 13-Terciopelo; 23-Istrión; 25-Aceituno; 28-Centinelo; 31-Romano; 74-Cervato; y 87-Preso.

“Es una corrida torera, con las caras hacia arriba y vueltas, no abiertas. Tiene mucha seriedad y trapío, pero está bien hecha y es armónica”, explica Carreño. Como es habitual en una camada larga como la de El Ventorrillo, el conjunto reseñado está abierto de sementales, ya que los toros proceden de hasta seis padres distintos.

El Ventorrillo regresa a la que Juan Carlos Carreño considera como “nuestra plaza. Siempre se nos ha dado bien desde aquella primera novillada de El Ventorrillo siendo Fidel San Román propietario, que encumbró a Talavante”.

La temporada no ha comenzado bien para esta ganadería después del fiasco de Sevilla. Al respecto, Carreño se muestra muy sincero: “Nos sorprendió la corrida, que salió muy floja. No esperábamos ese resultado. Sólo deseo que la de Madrid no salga como la de Sevilla y haga honor a esas características que siempre nos han definido que son nobleza y fuerza”, concluye.

Julio Aparicio, Curro Díaz y Eduardo Gallo, que sustituye al convaleciente Ángel Teruel, darán cuenta de este encierro.