martes, 20 de noviembre de 2012

MEXICO

Morante, cumbre, revienta La México al natural


La víspera del día de la Revolución mexicana, Morante armó la suya propia en Insurgentes. Cinco años después de su último paseíllo en esta plaza, sin material propicio y cuando el público comenzaba a perder la fe, Morante creyó y de su fe obró el milagro de hacer embestir a un toro que se resistía a hacerlo. Los presentes tardarán en olvidar el modo en el que el genio de La Puebla reventó la plaza con la mano zurda. A otro nivel, El Zapata dio espectáculo con el cuarto y su vistosa versatilidad capotera, sus facultades en banderillas y su desmedida entrega en el último tercio le reportaron una oreja. Mauricio dejó destellos pero no llegó a redondear.


No se desplazó en el capote el quinto. Sin fijeza, sin emplearse, se fue de un picador a otro en el segundo tercio, arreando además a favor de querencia Muy descompuesto en banderillas también, el único que no se descompuso fue Morante, de cuyo tesón surgió una gran serie con la mano zurda a mitad de faena. Se recreó el torero luego ya con el público metido y puso la plaza en pie con muletazos de trazo vertical, de gran expresión y hondura. Valió la pena la espera.


Hubo dos series más en ese son, con el público expectante, el toro escarbando y el torero aguardando el momento de presentar el engaño y esculpir cada muletazo, que provocó una catarsis en el tendido. Incluso por el derecho lo acabó metiendo en cintura. Gran faena del genio de La Puebla porque extrajo partido de un toro que sólo él vio y en el que sólo él creyó. El segundo había sido peor aún, y el milagro aquí se antojó imposible.

Plaza México. Sexta de la Temporada Grande. Cerca de 20.000 espectadores. Toros de Jorge María y San Isidro (4º, 5º y 6º), de juego dispar. Encastado el tercero, nobles y de poco fondo primero y cuarto, Complicado el segundo, deslucidos quinto y sexto. El Zapata, división de opiniones y oreja; Morante de la Puebla, silencio y dos orejas; José Mauricio, ovación y palmas.


Muletazo cumbre al natural, encajado y roto de Morante





DECLARACIONES.- El sevillano comentó su faena.


Morante 'Me he podido comunicar con el toro'


Hombre de pocas palabras, Morante aún acertó a comentar brevemente sus impresiones en los micrófonos de Televisa. El torero de La Puebla resumía así su actuación 'me he podido comunicar con el toro. Estoy muy contento'.