miércoles, 14 de noviembre de 2012

Gran debut de Morante en su temporada Americana, en una faena premiada con una oreja .


La torería de Morante de la Puebla invade Guadalajara.




Bajo una enorme expectación, lo que llevó a la afición de Guadalajara a cubrir más de tres cuartas partes de la Plaza Nuevo Progreso, se celebró el esperado mano a mano entre Morante de la Puebla y Diego Silveti, dos importantes toreros que se enfrentaron a un encierro de distintas ganaderías que, en general, no ofrecieron el juego esperado.


Por su parte, Morante de la Puebla, muy esperado por la afición, comenzó en Guadalajara su periplo por tierras mexicanas, siendo el único que cortó una oreja del tercer toro de la tarde, un buen ejemplar de Teófilo Gómez. Con este toro, el maestro de la Puebla cuajó una torerísima e importante faena, que puso a la gente en pie en varios momentos. Morante estuvo a gusto con el toro y sus muletazos tuvieron profundidad y mucho ritmo. Con el primero sólo pudo dejar algunos detalles, mientras que con el quinto, que dio poco juego, lo intentó sin poder conseguir derrochar los buenos momentos que había dejado con el de Teófilo Gómez.


Por desgracia, Diego Silveti sufrió una aparatosa cogida en el sobrero de regalo que lidió en séptimo lugar. La cogida fue tremenda, cayendo Silveti sobre el cuello, por lo que se temió que pudiera sufrir una grave lesión en las cervicales. Además del tremendo golpe, el torero fue corneado de manera grave en el gemelo. Trasladado a la enfermería, se decidió llevarlo a un hospital, siendo inmovilizado el cuello con un collarín, por lo que de inmediato se le realizó un intenso estudio para descartar cualquier lesión en la columna. Los resultados de estas pruebas fueron satisfactorios, pasando posteriormente a ser intervenido de la herida. Una vez en el quirófano se le detectó una cornada con tres trayectorias de de quince, diez y ocho centímetros, que le rompió el gemelo, y de la que fue intervenido durante el espacio de casi dos horas.


Se lidiaron toros, por este orden, de Campo Real, Xajay, Teófilo Gómez, Los Encinos, Campo Real, Barralba y Bernaldo de Quirós. El resultado de los toreros fue: Morante de la Puebla, palmas, oreja y silencio; y Diego Silveti, silencio, palmas, palmas y herido en el de regalo.



Declara el sevillano tras su actuación en Guadalajara,"Hacía tiempo que no venía por aquí y creía en la obligación de realizar mi toreo y que el público viera cómo me siento"


Morante: "A veces uno requiere de un cambio para renovar ilusiones"


"He disfrutado mucho con ese segundo toro, me he vaciado". Así se expresaba Morante de la Puebla al término de su actuación de ayer en la mexicana plaza del Nuevo Progreso de Guadalajara. El sevillano, entrevistado por nuestros compañeros del portal suertematador.com, declaraba sentirse "muy contento e ilusionado", agregando sobre su recién estrenado apoderamiento: "A veces uno requiere de un cambio para renovar ilusiones".

El de La Puebla concluía afirmando que le apetecía hacer temporada en México: "Hacía tiempo que no venía por aquí y creía en la obligación de realizar aquí mi toreo y que el público viera cómo me siento".