lunes, 19 de noviembre de 2012

EN BUSCA DEL ENCASTE PERDIDO  (TERCERA ENTREGA)
 
GANADERÍA DE JODAR Y RUCHENA (ENCASTE HIDALGO BARQUERO)

  (Javier Salamanca)

Entrada a la finca.
Luis Valdeneblo hijo.
Bonito patio de la casa.
Hierro ganadero.
Aparejados bonitos.
Negros y aparejados en la camada.
Bien armado.



De los encastes en peligro, quizá sea este, uno de los mas olvidados y además el que habita en menos divisas, relegadas en los últimos años al toreo a caballo cuando como otros muchos encastes llegaron a formar parte del mercado como otras ganaderías.


Debe su nombre al clérigo Diego Hidalgo Barquero que cruzo reses de procedencia Vazqueña con las suyas de origen Vistahermosa allá por 1830, posteriormente se añadieron reses de procedencia Parlade(vía Tamarón).que añadió José Domecq.


La ganadería del Marqués de Jodar y Ruchena,es una de las depositarias de este encaste, gracias a la amistad que el padre del actual propietario tenía con Don José Benítez Cubero, el gran protagonista de este llamado encaste minoritario, cuyos toros son muy bonitos, muchos aparejados y de buen tamaño, que hasta los años 70 tuvieron su cartel.


Don Luis Valdenebro, junto a su hijo Luis que también es rejoneador como su padre, siguen luchando en la Finca “Ruchena” en el termino de Utrera(Sevilla) por mantener este encaste, la finca de 900 H.as, tiene unas 500 dedicadas a la agricultura, unas 200 vacas cuyos hijos tienen como destino festejos de rejones en su mayoría.Quizás no tengan mucha fuerza, pero si fijeza en las telas, todo tiene su arreglo, pero en la situación ganadera actual, la paciencia y el tiempo son enemigos a tener en cuenta.


Nos preguntamos como en otros casos que pasara en el futuro con esta y otras ganaderías, y la respuesta es la misma , “NUNCA SE SABE”