miércoles, 6 de febrero de 2013

MÉXICO D.F.- El fallo con los aceros tira por tierra una importante faena de Morante y el valor y el arrojo de El Payo.

Morante, más allá de Morante





Al Aniversario de la Plaza México le faltó poco para ser redondo. Hubo buena entrada, con el tendido numerado prácticamente lleno, hubo toreo, hubo toros de buen juego y hubo muchos matices que comentar. Sólo faltaron las espadas y, por su culpa, los triunfos, bien justificados tras dos actuaciones, de El Payo y de Morante, en un paso más allá.

El coso de Insurgentes volvió a ver al mejor Morante, quizá hoy habiendo dado ese paso más allá de sí mismo. Más allá de la estética y la paciencia con su segundo toro. El de La Puebla tuvo el éxito en su mano tras una faena de muchas lecturas pero genial en todo punto; lo hizo casi todo él y casi todo fue muy bueno. Por supuesto, todo cuanto hizo llevó su sello. El embudo también vio a El Payo en su cariz más arrollador hacia el triunfo. Demasiado lanzado a la salida del sexto, incluso. Tanto que tuvo que serenarse en la tercera tanda. Ahí encontró, y muy acertadamente, la senda correcta. Entonces lo vio claro; muy claro.

La espada, a uno y a otro les hizo salir -posiblemente- a pie y seguro, con la cuenta a cero. Ambos compartieron todo ello y un primer toro de nulas opciones. Zotoluco estuvo esforzado con un lote que tuvo un toro bueno y con calidad, el primero, y otro exigente, el cuarto.

La corrida, partida en dos lotes de tres (San Isidro los tres primeros, muy justos de presentación, y Barralva los restantes, de mejor presencia) tuvo superior emoción en los astados de la segunda divisa, aunque el premio mayor fue al primero de San Isidro, que abrió tarde, con calidad aunque excesivamente reconocido en el arrastre lento. No hubo, de paso, ningún sobrero de regalo. Posiblemente porque ya se había visto todo.

Plaza de toros La México. Decimoséptima de la Temporada Grande. Corrida del Aniversario. Casi lleno en el numerado. Toros de San Isidro (1º, noble, premiado con arrastre lento, 2º y 3º, de nulo juego), justos de presentación y Barralva (4º, serio y exigente, 5º, manejable aunque complejo y 6º, de buen juego), bien presentados. Zotoluco, ovación y división de opiniones; Morante, pitos y silencio tras aviso y El Payo, palmas y ovación tras petición de oreja. Numerosos aficionados se manifestaron en el ruedo en defensa de La Fiesta. Destacaron el picador Nacho Meléndez y el banderillero Cristian Sánchez en el cuarto.



fuente:mundotoro.com