jueves, 29 de octubre de 2015

SEVILLA.- Ramón Valencia reconoció que ya han mantenido algunas conversaciones de tono «positivo» 

Morante, más cerca de sus cinco corridas en la Maestranza 

Morante de la Puebla

El empresario Ramón Valencia, nuevo gerente único de la empresa Pagés, ha dicho que el diestro Morante de la Puebla podría torear cinco tardes en la Maestranza de Sevilla, tras haber reconocido públicamente su intención de volver a torear en el coso sevillano. 

«Morante está mostrando una gran voluntad de retornar a Sevilla y ser el eje, con otras figuras, de la próxima feria», explicó a Efe el empresario del coso sevillano, quien reconoció que ya se han mantenido algunas conversaciones al respecto con su apoderado y el torero que habrían tenido un tono «positivo». 

Sobre la participación de Morante en el abono de 2016 en el que podría sumar hasta cinco tardes repartidas en el calendario de la temporada, Valencia ha dicho que «está en su derecho, es un gran torero y muy querido por la afición sevillana». 

Ha recordado que la opción de sumar cinco compromisos en la temporada «no es nueva en el abono sevillano», ya que ya ocurrió en el pasado con toreros como Manolete o Curro Romero. 

Morante de la Puebla habría puesto como condición para volver a torear en Sevilla que se rebaje la pendiente del ruedo, algo sobre lo que, según explicó Valencia, la empresa no tiene ningún inconveniente pese a advertir de ciertos mínimos. 

«Hay que recordar que abril mes conflictivo por las lluvias y debe tener una mínima pendiente», señaló el gestor, que aseguró que «todo lo que sea posible se va a hacer». 

De Eduardo Canorea, cuya salida del organigrama de Pagés habría sido definida por Morante como un «nuevo escenario» para retomar la relación con la empresa, Valencia mostró su «aprecio y cariño» por Canorea, su cuñado y exsocio y eludió valorar la opinión de Morante, de la que ha dicho que «es una apreciación personal». 

El actual gerente único de Pagés dijo que la empresa se abre a nuevos retos, como el apoderamiento del joven matador peruano Andrés Roca Rey, «un torero con mucho futuro que merece la apuesta» y que se suma a la irrupción de otros toreros nuevos que podrían suponer un relevo inmediato en el escalafón de matadores. 

Los nombres de diestros como José Garrido o Alberto López Simón ya se encuentran sobre la mesa a la hora de confeccionar las ferias de 2016. 

En esa línea, Valencia defiende la idea de «abrir los carteles el máximo posible sin que eso signifique rebajar la importancia de la Feria». 

«Al público hay que darle ideas nuevas y esta baraja de chavales puede aportarlas. Necesitamos la generosidad de las grandes figuras y ahí empieza nuestra labor empresarial para convencerlos aunque no será difícil porque también lo ven venir», precisó. 

Ramón Valencia aseguró que no hay «ninguna herida abierta» en alusión a los matadores que se negaron a torear en Sevilla en las temporadas de 2014 y 2015. En ese sentido, insistió en que «el pasado hay que dejarlo atrás», y aseveró que hay «una buena sintonía» con los apoderados que ya han sido consultados.

fuente:.abc.es