martes, 14 de mayo de 2013


LA GANADERÍA DE HOY.- PUERTO DE SAN LORENZO


"Debutamos en 1984 y hasta hoy no hemos faltado ni un año"




La ganadería de Puerto de San Lorenzo participará este martes en su trigésima Feria de San Isidro. “Debutamos en 1984 y hasta hoy no hemos faltado ni un solo año a la cita”, recuerda José Juan Fraile, hijo del fundador de la vacada. “Hace treinta años que lidiamos por vez primera en San Isidro, pero nuestro primer gran triunfo fue en el verano del año anterior, cuando Julio Robles cortó las dos orejas a Cigarro”, rememora el ganadero. Desde entonces, a lo largo de estas tres últimas décadas muchos han sido los toreros que han triunfado en Las Ventas con reses salidas desde Puerto de la Calderilla. Para el recuerdo quedan las puertas grandes de Víctor Puerto, Talavante y Bautista -los dos primeros el día en que confirmaron alternativa- y grandes faenas interpretadas por José Tomás en el 99 - “era día de cuatro orejas y quién sabe si algún rabo”, asegura José Juan-, Ponce a comienzos de los noventa -“¡qué faena aquella de los ayudados por bajo!”, evoca-, Castella y Bautista bajo la lluvia en una de la Prensa; otra de Antón Cortés en otra jornada de aguacero; la de Espartaco ante Pitilloso… “Tenemos placas en el patio de arrastre a la mejor corrida, premios del ayuntamiento al mejor toro por los Carretilla, Curioso, Cubilón… Ha habido grandes éxitos, pero quizá el de recuerdo más especial sea aquel de Robles con Cigarro”.

Para la primera comparecencia de la ganadería en este año en Madrid -la otra será en la Feria de Otoño-, se han enviado ocho toros de pelaje negro y serias hechuras. Se trata del 154-Cubilón, “lidiamos un hermano de padre y madre hace tres años que le tocó a Rubén Pinar en sexto lugar y fue muy bueno”, revela a modo de inciso el ganadero; 172-Cartuchero; 138-Argerón; 134-Bilbalero; 129-Cantino; 170-Langosto; 126-Cubatonto y 82-Argel. “Están más en lisardo los números 154, 138 y 170. En los sementales siempre hemos buscado la línea lisardo, o sea que aunque algunos vengan por parte de madre del tronco de Atanasio, por parte de padre son todos de lisardo”. ¿Cuáles son las principales diferencias entre los animales de una y otra rama del encaste?, cuestionamos: “El de lisardo es un toro de cuerna más acucharada y recogida, que enseña las palas por delante y tiene el pelo más basto; el de Atanasio es algo más alto, tiene las caras un poco más lavadas y el rabo un poquito más fino que el de lisardo, que lo suele tener más poblado de pelo. De todos modos, al principio había más diferencias entre una y otra rama, ahora con el paso de los años se ha ido uniformando el tipo de la ganadería”, explica.

La corrida va abierta de sementales. “Del 27-Manzanillo son el 154 y 82; hijos suyos fueron los de las dos orejas de Talavante y Bautista y los de estos años de El Cid como Pompito y Carretilla. De un Carialegre es el 138; de otro Carialegre es el 170; del 22-Billetito van el 172, el 126 y el 134; y del 125-Bilbaíno proviene el 129”, desgrana Fraile, que subraya: “Tenemos una camada amplia y hemos elegido los que más nos gustan por reata y hechuras de entre los que valen para Las Ventas, claro. Conocemos bien la plaza de Madrid y sabemos el tipo de toro que se exige”, concluye.