viernes, 6 de marzo de 2015

SEVILLA.- Exigen un cambio inmediato de empresario.

Los abonados lo tienen claro: "Los toreros tienen un conflicto con la empresa. No con Sevilla, ni aficionados" 


La Unión Taurina de Abonados de Sevilla exige el inmediato cambio de empresario en la Maestranza "para parar el declive de la plaza". Los abonados han distinguido y entendido perfectamente el confllicto y exigen a los empresarios que cesen en su empeño de hacer ver que las figuras tratan de hacer daño a Sevilla y sus aficionados. "Es un conflicto con la empresa. No con Sevilla, ni con los aficionados". Las críticas contra los empresarios de la Maestranza son cada vez mayores y más duras. Hasta los representantes de los abonados, sus fieles clientes, exigen un inmediato cambio.Las críticas contra los empresarios de la Maestranza son cada vez mayores y más duras. Hasta los representantes de los abonados, sus fieles clientes, exigen un inmediato cambio. Francisco Mateos.- La Unión Taurina de Abonados de Sevilla ha remitido un comunicado a SEVILLA TAURINA valorando las explicaciones de los empresarios de la Real Maestranza, Eduardo Canorea y Ramón Valencia, durante la presentación de los carteles de la temporada, que de nuevo tienen como ausencia por segundo año consecutiva a las princpales figuras actuales, debido al conflicto generado hace dos temporadas por las formas y modos de la empresa Pages en las contrataciones. Los representantes legales de los abonados sevillanos son muy duros y críticos con los empresarios, culpándolos de ser "incapaces de ofrecer carteles atractivos" y "sin capacidad suficiente de negociación para entenderse con los toreros que reclama el aficionado". Una vez más, apelan por un inmediato cambio al frente de la Maestranza: "El declive de la plaza de Sevilla no lo para nadie mientras los actuales empresarios la sigan gestionando". 

Por otra parte, los abonados sevillanos tienen muy claro algo fundameneal: no existe boicot por parte de las figuras a Sevilla ni a sus aficionados, no existe nada en contra de la ciudad, sino que es un conflicto que se limita a una reacción por parte de las figuras a las continuas faltas de respeto de los empresarios de la Maestranza, según indicaron en su comunicado conjunto. Los abonados sevillanos lo tienen muy claro y afirman públicamente que "los toreros tienen un conflicto con la empresa. No con Sevilla, ni con los aficionados". Es decir, tienen muy claro que nada más que se produjera el cada vez más cercano cambio de empresario en la Maestranza, las figuras volverían a torear en Sevilla, lo que demuestra que no existe nada en contra de la ciudad. O visto de otra forma: si Canorea y Valencia gestionaran alguna otra plaza, estas figuras tampoco aceptarían torear en esa otra plaza porque no se quieren contratar con quienes entienden les ha faltado el respeto de forma continuada. 

El comunicado de la Unión Taurina de Abonados de Sevilla, entidad con la que los empresarios de Sevilla se han negado a reunirse en los últimos diez años, es el siguiente: 

"El declive de la plaza de toros de Sevilla no lo para nadie mientras los actuales empresarios la sigan gestionando. Otra temporada más se pone de manifiesto su incapacidad para ofrecer carteles atractivos que revitalicen nuestra Fiesta. Son incapaces de tener talante y capacidad suficiente de negociación para entenderse con los toreros que reclama el aficionado. 

Son incapaces de salir de una espiral envolvente en la que se encuentran enrocados, sin duda consecuencia de su nefasta preparación taurina al recibir un tesoro como es la Maestranza, sin poseer méritos ni trayectoria profesional taurina alguna contrastada. 

Sin embargo, son expertos estos empresarios en intentar hacer ver a la afición de Sevilla que las figuras que se niegan a venir a torear hacen un daño irreparable a la ciudad y a la misma Feria de Abril en general. Es necesario que nadie se llame a engaño. La estricta realidad es que los toreros tienen un conflicto con la empresa. No con Sevilla, ni con los aficionados. Otro planteamiento es pura ojana. 

El señor alcalde, los políticos habituales del callejón todo gratis y la prensa adicta ya es hora que sitúen las cosas en su justo sitio y se den cuenta de la incapacidad de estos señores, no tratando de desviar el problema hacia derroteros que no llevan a parte alguna. 

El aficionado está harto y cansado. Por eso cada año desertan de la plaza de Sevilla más abonados y esta temporada seguirá el descenso".

fuente:sevillataurina.com